back

il cotidiano alterato

50 bienal de venecia
15 de junio - 2 de noviembre, 2003
image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, damián ortega, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, fernando ortega, daniel guzmán, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, daniel guzmán, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, jimmie durham, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, abraham cruzvillegas, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, abraham cruzvillegas, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, damián ortega, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, fernando ortega, daniel guzmán, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, daniel guzmán, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, jimmie durham, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, abraham cruzvillegas, venecia, 2003

image

il cotidiano alterato, 50 bienal de venecia, abraham cruzvillegas, venecia, 2003

Gabriel Orozco y “El Cotidiano Alterado”


“A Gabriel Orozco le interesan mas las historias que avanzan, retroceden, se complementan y se reescriben. Aquellas donde las preguntas se responden con otras preguntas, o las certidumbres se debaten con la certidumbre de la duda. Y la memoria en donde las conclusions no se anulan una a la otra, sino se complementan y se confunden al contradecirse” -Gabriel Kuri.

 


Normalmente los curadores que son invitados a la Bienal de Venecia los respalda una gran trayectoria, sin embargo este año fue la excepción ya que Francesco Bonami invitó a participar como curadores a los artistas Rirkrit Tiravanija y a Gabriel Orozco.

 

Hablar de Gabriel Orozco es hablar de uno de los artistas mas importantes que han surgido de este país, enumerar cada una de las exposiciones o hablar de algunas de las obras que ha realizado nos llevaría otros artículos más, pero creo que es importante señalar algunos de los lugares donde ha expuesto este artista nacido en Xalapa, México en el año de 1962, como el Museo de Arte Moderno, MoMA en Nueva York, el Museo de Arte Contemporáneo en Chicago, Documenta X y XI en Kassel, Alemania, el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York, Museo de Arte Carnegie, 43 Bienal de Venecia, el Museo Reina Sofía, entre otros.

 

No fue únicamente el interés de Francesco Bonami por su trayectoria como artista sino también el interés que tiene en trabajar con otros artistas en proyectos colectivos, talleres, etc.

Al principio estuvo pensando en aceptar la invitación porque para él es raro trabajar para este tipo de intstituciones como la Bienal, pero en este caso era justificado ya que había un trabajo anterior con estos artistas en distintos proyectos y podían presentar algo distinto.

 

Gabriel Orozco no actuó como un curador tradicional, no recorrió el mundo en busca de artistas para la exposición, sino que invitó a artistas que no sólo encajaban con el concepto de El Cotidiano Alterado, título que le puso a la exposición que curó, sino que también forman parte de su vida cotidiana.

El gusto por trabajar con colegas, en conjunto, generando proyectos que salen de la realidad, de una necesidad de trabajo, de las relaciones humanas, de lo cotidiano es otra se distingue claramente en el trabajo que se realizó con El Cotidiano Alterado.


Orozco escogió el espacio y a partir de esto revisó las obras que los artistas ya tenían hechas, así como los proyectos en mente y de ahí vino la selección de la obra.

 

A Gabriel Orozco le gustan los juegos, y en esta ocasión decidió poner sus propias reglas: no paredes, no video, no fotografía y no pedestales. Su interés en estas reglas era que pudiera existir una confrontación física entre el espectador y el objeto sin intermediarios, así la obra tridimensional se sostiene y contiene a sí misma, sin ningún recurso museográfico, únicamente con las características del lugar. La preocupación por colocar dentro de aquella nave industrial las obras que convivían cada una en su propio espacio, en contacto directo con el espectador, es notoria.

 

Es importante mencionar también que la cantidad de obras permitía que el propio artista se representara a sí mismo en su propio espacio.

 

El grupo que seleccionó de artístas fue compacto: Jimmie Durham, Jean Luc Moulene, Daniel Guzmán, Abraham Cruzvillegas, Fernando Ortega y Damián Ortega.

 

Artistas:


Abraham Cruzvillegas (México)
1968.Vive y trabaja en la Ciudad de México

Jimmie Durham (EUA)
1940. Vive y trabaja en Berlín

Daniel Guzmán (México)
1964. Vive y trabaja en la Ciudad de México

Damián Ortega (México)
1967. Vive y trabaja en la Ciudad de México

Fernando Ortega (México)
1971. Vive y trabaja en la Ciudad de México

Jean Luc Moulène (Francia)
1955. Vive y trabaja en París