back

obsidiana

jimmie durham
kurimanzutto
11 de noviembre, 2009 - 6 de febrero, 2010
image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

image

obsidiana, kurimanzutto, ciudad de méxico, 2009.

kurimanzutto presenta Obsidiana, un proyecto desarrollado durante los últimos dos años por Jimmie Durham. La producción de este artista abarca desde el dibujo, la escultura, la instalación y el video hasta el performance, la literatura y la poesía. Jimmie Durham vivió y trabajó en México, en la ciudad de Cuernavaca de 1987 hasta 1994; posteriormente realizó una serie de viajes a lo largo y ancho de Eurasia, que despertaron su interés por la noción Europa: “pues en realidad no describe un continente, sino que es solamente una confusión política”. Quince años después de haber dejado el país, Durham presenta su primera exposición individual en México.

 

Este artista ha rechazado explícitamente las expectativas de pureza en el arte. Su trabajo está siempre contagiado y afectado por el lugar en que se desarrolla. La exposición reflexiona sobre la obsidiana, primero, como un material que Durham considera sumamente bello, segundo, como una piedra a la que le son atribuidas múltiples connotaciones, pesadas preconcepciones culturales y estratos de historia. El artista persigue evidenciar todo ello, destacando la presencia del material y disponiendo tres diferentes esculturas abstractas en atmósferas independientes una de la otra.

 

La obsidiana —una roca volcánica que posee una estructura molecular irregular y cuyas tonalidades varían dependiendo de la dirección en que sea seccionada— fue utilizada en abundancia por los aztecas, toltecas y huastecos.

 

La primera obra localizada al inicio de la exposición, The Doorman, es una de las esculturas antropomórficas características de Jimmie Durham. Este personaje, hecho de acero, cristal de Murano y oro, ostentando un corazón de obsidiana roja, personifica a Tezcatlipoca. Tezcatlipoca —que significa “espejo humeante”— fue representado por los aztecas con una obsidiana negra pulida en el pecho. Era el hermano y deidad complementaria de Quetzalcóatl. La leyenda Nahua cuenta que juntos crearon el mundo, aunque para los toltecas ambos eran rivales y enemigos. En la mitología europea, Vulcano, para los romanos, o Hefesto, para los griegos, fue un dios emergido de las profundidades, descrito como un hombre cojo, cuyo pie le fue arrancado mientras intentaba escapar del infierno. Tezcatlipoca también está asociado con el inframundo y la oscuridad, y representado con un solo pie. Esta coincidencia ha desencadenado la investigación que Durham presenta.

 

Jimmie Durham ha expresado su desconfianza en el lenguaje escrito, pues se roba la memoria y constriñe “cómo y qué pensar y ser”;   sin embargo, esta circunstancia precisamente juega una parte central en su práctica. En vez de establecer conexiones, la presencia de textos (traducciones erráticas, juegos de palabras o palabras clasificando objetos) provoca interrupciones significativas en la obra del artista. Su aparentemente inocente, aunque dislocada imitación y verbalización de las actitudes y normas que rigen la creación artística y su consumo, involucran humorísticamente al espectador. Como en las obras teatrales de Bertolt Brecht, no existe la menor intención de distraer a la audiencia del hecho de que lo que están viendo no es otra cosa sino una obra de teatro —o una escultura en el caso de Durham—, todo lo contrario, es fundamental reconocerlo; no obstante, esta supuesta permisividad de la ficción revela las complicidades históricas entre los actores sociales.

 

Para este proyecto, Jimmie Durham se ha adentrado en un proceso de investigación sobre la roca mexicana, sus características y estado natural, y los posibles medios para transformarla. Durham reflexiona sobre los rasgos culturales asociados con la existencia misma de una piedra como esta. Para él, las ideas ocurren simultáneamente con el reconocimiento de los materiales, por lo tanto cualquier desarrollo intelectual descansa justamente en los encuentros físicos.

 

Jimmie Durham (Estados Unidos de Norteamérica, 1940)

 

Jimmie Durham es escultor, ensayista y poeta. Nació en Estado Unidos en 1940. Inició su trabajo como escultor en 1963. Su primera exposición individual fue presentada en la galería pública de la Universidad de Texas en Austin en 1965. En sus inicios, los usos culturales y políticos de material, objetos y espacio fueron el centro de su práctica.

 

En 1969 Durham viajó a Europa y estudió en la Ecole de Beaux Arts de Génova, Italia. Junto con otros tres escultores formó el grupo Draga, dedicado a investigar formas para generar un mayor acceso de las artes plásticas en la vida pública. En esa misma época, Durham formó la organización Incomindios junto con un mapuche chileno y un quechua boliviano; esta organización perseguía coordinar y fomentar la lucha de los indígenas en América.

 

En 1973 regresó a los Estados Unidos para dedicarse de tiempo completo a la organización del American Indian Movement (AIM). Durante este periodo fungió además como director del International Indian Treaty Council (Consejo Internacional de Tratados Indios) y como representante ante la Organización de las Naciones Unidas. A principios de la década de los ochenta, Durham volvió a interesarse en el arte producido en Nueva York. Durante los albores del “Posmodernismo”, Durham colaboró con un desenfadado grupo de artistas puertorriqueños, afro-americanos e indígenas norteamericanos, atendiendo a las exhortaciones de su compañera, la artista Maria Thereza Alves. Este grupo exponía colectivamente en el sureste de Manhattan, Harlem, Bronx y Brooklin con regularidad.

 

En 1983 West End Press publicó Columbus Day, una recopilación de sus poemas y en 1988 su obra poética fue incluida en Harper’s Anthology of 20th Century Native American Poetry.

 

En 1987 Durham se estableció en Cuernavaca, México, donde vivió hasta que regresó a Europa en 1994. Durante estos años en México, Durham comenzó a exponer internacionalmente en la Bienal Whitney, Documenta IX, ICA London, Exit Art, Nueva York, el Museo de Arte Contemporáneo de Amberes, y el Palais des Beaux-Arts, Bruselas. Ha publicado además una serie de ensayos en libros y revistas incluyendo Art Forum, Art Journal y Third Text. En 1995, su compilación de ensayos A Certain Lack of Coherence fue publicada por Kala Press. Desde su regreso a Europa, el trabajo de Durham se ha enfocado principalmente en las relaciones entre la arquitectura, la monumentalidad y las narrativas nacionales. Sus publicaciones sobre anti-arquitectura incluyen: Der Verfuhrer und der Steinerne Gast, Springer, Viena, 1996; Between the Furniture and the Building: Between a Rock and a Hard Place, Walter Konig, Colonia, 1998; Stoneheart, CCA, Kitakyushyu, 2001; Jimmie Durham, Edizione Charta, Milán, 2004; y The Second Particle Wave Theory, University of Sunderland y the Banff Centre, 2005.

 

Jimmie Durham ha presentado su trabajo en exposiciones individuales en el Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris, Musée d'Art Contemporain, Marsella, Museum Voor Actuele Kunst in den Hague, Hamburg Kunstverein, FRAC-Reims, Wittgenstein Haus-Viena, Kunstverein Munich.  También ha participado en bienales como la de Venecia (1999, 2001, 2003 y 2005), Whitney (1993 y 2006), Lyon (2009), entre muchas otras. En 1995 Phaidon publicó una monografía completa sobre su obra.

 

En 2009 fue publicado Pierres rejetées, un catálogo sobre la obra producida en Europa por este artista que acompañó su exposición retrospectiva en el Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris.