back

point

mariana castillo deball
kurimanzutto new york
marzo 5 – abril 6, 2019
image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

image

point, kurimanzutto new york, 2019.

Mariana Castillo Deball presenta una serie de obras nuevas que son parte del proyecto de investigación que actualmente desarrolla para su primera presentación en kurimanzutto nueva york. Compuesta por un diálogo fluido entre trabajos en papel y materiales impresos, Point le recuerda al observador que la piel y el papel parecen compartir la misma naturaleza, pues son la envoltura o el sobre que recubre plantas, humanos y animales. Los trabajos que conforman el corpus de esta muestra son injertos en la misma piel: una piel para el pensamiento que no se encuentra contenida, sino que puede compartirse de manera que actúe como un tejido extendido entre cuerpos distintos.

 

El dibujo Petlacóatl —cuyo nombre proviene del náhuatl y significa “petate tejido con serpientes que apuntan en todas direcciones”— da la bienvenida a los visitantes. En el calendario adivinatorio, petlacóatl era un presagio que significaba que quien lo hallara moriría de inmediato o se convertiría en un gobernante (para que esto sucediera era necesario sentarse sobre él). Otros dibujos de la muestra se derivan de la figura de Xipe Totec, con frecuencia representado como un hombre que usa la piel de alguien desollado por encima de la suya. El concepto nahua de ixiptla se deriva de la partícula xip, que significa piel, cubierta o concha. La piel, la capa externa natural que cubre el cuerpo de una persona o un animal, puede separarse del cuerpo para confeccionar prendas, contener líquidos o producir pergaminos para la escritura. Se ha comprendido que Ixiptla abarca una multitud de significados: imagen, delegar, carácter y representativo. Ixiptla puede ser un contenedor, y sin embargo puede también ser la actualización de un poder infundido en un objeto o persona. En la cultura nahua tomaba la forma de una estatua, una visión o una víctima que se convertía en un dios destinado al sacrificio. Sin tener que tener la misma apariencia visual, numerosos ixiptlas de un dios pueden existir simultáneamente.

 

El proyecto también incluye Do ut des, una serie de libros-objeto de la colección Los museos del mundo. Esta serie recoge libros intervenidos con perforaciones realizadas desde la página frontal hacia el interior, las cuales se convierten en patrones simétricos cuando el libro se abre por completo. Cada libro está dedicado a un distinto museo del mundo y contiene un pliego con un collage que muestra las dimensiones de los objetos artísticos del espacio de exhibición en relación con la escala humana.


Como continuación de su interés por publicar y en la interacción entre distintos practicantes culturales, Castillo Deball muestra sus materiales impresos fechados a partir de 2003. Entre ellos se incluyen 30 publicaciones, pues la artista considera esta actividad central en su práctica; en éstas Castillo Deball hace visible su acercamiento colaborativo hacia el conocimiento, que incluye la ficción, la investigación y las contribuciones textuales de practicantes de diversas disciplinas.