back

allora & calzadilla - la farmacia tropical

guggenheim museum - bilbao
marzo 15 - junio 23, 2019
image

allora & calzadilla, the thropical pharmacy, bilbao, 2013

La pieza que da nombre a la exposición, La campana, la excavadora y la farmacia tropical (The Bell, the Digger, and the Tropical Pharmacy, 2013), documenta de un modo impactante la demolición de una de las plantas industriales pertenecientes a compañías farmacéuticas estadounidenses más importantes de la isla. Este acontecimiento ejemplifica bien la profunda asimetría del marco económico y político de la excepcionalidad colonial, caracterizada por la fuga desenfrenada de capitales de un territorio “no incorporado” y por la escasa responsabilidad corporativa en la explotación de los recursos locales. Si bien la idea de “farmacia tropical” evoca el enorme potencial de la biodiversidad del Caribe para uso humano, también hace alusión, irónicamente, a la situación de abandono y a las carencias sanitarias de Puerto Rico. En esta obra de Allora & Calzadilla aparece una excavadora cuya pala se ha reemplazado por una campana, lo que transforma la demolición en una suerte de performance sonora que imprime carácter emotivo al acto de clausura. Esta sorprendente pieza se alterna en la pantalla con Glándulas de sudor, tierras de sudor (Sweat Glands, Sweat Lands, 2006), obra realizada en colaboración con el músico René Pérez Joglar, más conocido como Residente Calle 13, ganador de varios premios Grammy. La escena transcurre en una lechonera, precaria construcción empleada como asador, donde un vehículo ha sido acondicionado como mecanismo para asar carne. En su interior, un hombre hace girar el artilugio accionando el acelerador, mientras se oye la interpretación vocal de Residente, que hace alusión a procesos orgánicos, la prehistoria y el capitalismo, entreverando estas referencias con flashes de percepción animal y un ecosistema tropical en crisis. Estas dos proyecciones se suceden, entablando un diálogo continuo con Fecha límite (Deadline, 2007), película rodada en 16 mm tras el paso del huracán George por San Juan de Puerto Rico. El filme capta una rama que se sostiene precariamente en el aire entre dos palmeras. Suspendida de un hilo de cometa invisible, la palma desafía la gravedad en su caída interrumpida e introduce un insólito intervalo en medio de la devastación del paisaje.

 

En conjunto, las tres piezas que constituyen La Farmacia Tropical constituyen un ejemplo paradigmático del proceder de Allora & Calzadilla, quienes transforman, yuxtaponen y reinventan las funciones de los objetos cotidianos en situaciones límite. Con un impulso transformador, sus obras son, a la vez, una reacción ante la desesperación material y un intento por reactivar la esperanza.

Artistas relacionados