Skip to content
text

text

Paloma Contreras Lomas presenta Cartucho (la nación espiritual) para Siembra 33 en kurimanzutto,

El secreto de las piedras

La siguiente exposición se produjo en un apagón, un ensayo fenomenológico, representado de manera artificial. La instalación está partida en rocas, cavernas, cenizas y humaredas panteístas que conforman un ecosistema artificial. Cada uno de los elementos lo acompaña un espectro, fantasma o aparición. Así como la búsqueda de las preguntas correctas al viento. A lo que me refiero es que no existe un espectro universal, y lo que se plantea en estas invocaciones fenomenológica-políticas son diferentes metodologías de escucha al paisaje construido, al paisaje testigo.

 

PRIMER MANIFIESTO AL VOLCÁN

1ER MANIFIESTO A LA NACIÓN ESPIRITUAL

 

Aquel año, las piedras se convirtieron en noche,

abrázame niebla, alíneame con la demás ceniza,

aquel año, las fumarolas se develaron como los verdaderos escondites

terroristas,

escondiendo en su cueva, lo que está fuera de la mirada de él, de lo

legal,

abrázame noche, escóndeme debajo de tus tinieblas,

aquel año, la obscurana se convirtió en oficio,

descánsame en el paisaje y encuéntrame en el senado,

aquel año, las erupciones serían transmitidas en cadena nacional,

descóseme madre, en tus casas de niebla,

aquel año, el diablo dejó de ser el único con olor a azufre y el gobierno

empezó a oler también,

duérmeme volcán, que estoy muy cansado de ser estudiante, mejor

encuéntrame al sur,

aquel año, el monte entró por la chimenea central, dinamitándose,

después del error de diciembre,

mátame padre, conviérteme en global, da la bienvenida a la nueva

Nación Espiritual,

donde el clima es político, donde el paisaje es natural,

aquel año, los monumentos nos dejaron huérfanos y se volvieron

pólvora,

encuéntrame piedra, que me has buscado por siglos en el lugar

equivocado, que estoy en la nieve, a las faldas del sindicato fantasma.

Aquel año, se levantó el paro y la universidad se convirtió en

cementerio.

Paloma Contreras Lomas